viernes, 13 de julio de 2012

San Luis y sus 100.000 hijos.

Este es San Luis rey de Francia muerto en la última cruzada en Túnez luchando contra los infieles.
No sabemos si en ese momento eran marroquíes, tunecinos o tenian un aire genérico de mauritanos.
La verdad es que fue una cruzada tardía y de poco provecho. De hecho fue la última, quedando ya definitivamente los santos lugares en manos del Islam para siempre.
Eran tiempos duros. San Luis no murió en la lucha, sino de disentería, no le quedo al hombre ni el honor de haber caido en la batalla, pero bueno la intención era lo que importaba.

El peligro siempre acechaba oscuro, con un aire maligno y taimado.



Las cosas no se parecían en nada a lo que hoy nos quieren contar.






Bueno pues murió San Luis de esta manera en vez de preferir haberse quedado organizando su reino tranquilamente, y mucho tiempo después sin tener el mucha responsabilidad, ya que por mucho que se retrasen los embarazos, pues no era tiempo, le aparecieron 100.000 hijos.

Evidentemente no eran suyos, primero por lo tardíos, segundo por la cantidad, eran muchos por muy potente que fuera, tercero porque era santo, y mientras no digamos burradas los santos no pueden tener tantos hijos.
Bueno, el caso es que estos señores vinieron a reponer en el trono absoluto a Fernando VII el deseado, que había sido obligado a aceptar la un sistema liberal por la revolución de Riego.

Bueno, pues lo curioso del caso es que el pueblo español que se había levantado heróicamente luchando hasta la muerte por su independencia contra Napoleón y su hermano Jose I , paso olímpicamente de rebelarse ante esta nueva invasión francesa.
Los liberales neciamente pensaban que si el pueblo se había levantado contra las imposiciones europeas de Napoleón y su hermano, que mal que mal, eran ilustrados y reformadores, como no iban a levantarse antes las imposiciones europeas absolutistas llevadas a cabo por el mismo ejercito francés. Pues nada, que no, que el pueblo se levantó de gusto contra el reformador y acogíó con gusto la ocupación francesa de los hijos de San Luis con los gastos que acarrearon de mantenimiento.
Y los liberales no vieron valorado su trabajo por el pueblo y tuvieron que marchar al exilio mientras el deseado campeaba durante 10 años más haciendo uso de su poder absoluto.
Image
Y esta claro que Jose I no fue un magnifico rey, pero digamos que le toco lidiar en unas condiciones pésimas y además algo hizo.  Claro que fundamentalmente fastidiar a la Iglesia. Y ya se sabe con la Iglesia no hay que tenr problemas. Pero el deseado, ha logrado por aclamación el título de peor rey de España.
Bueno y porque me viene a la memoria estas cosas. Pues no lo sé, pero hay cosas que me lo recuerdan, la altanería contra el reformador, manipulada en gran parte por los absolutistas y la Iglesia.
La pasividad del pueblo ante la crueldad de algunas normas impuestas por el absolutismo europeo, porque estas vienen de "el deseado".
El hecho de que sean los pobriños liberales de las clases medias los que se enfrenten a este ejercito, mientras el pueblo parece satisfecho de tener que pagar los gastos de la ocupación.  Vivan las caenas.
Lo poco que nos importa la soberanía cuando esta la cede la derecha.
Son muchas cosas, esperemos que también no acabe dandose el caso de que los liberales se tengan que ir al exilio, que todo puede llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada