jueves, 13 de diciembre de 2012

Arturo Fernández, verdades como puños.

Arturo Fernández pone es dedo en la llaga, los manifestantes no salían a protestar por los recortes, simplemente era que les habían dado día libre en el campo de concentración y decidieron encontrarse. Como además son pobres pues quedaron en la calle, en vez de quedar en un bar como la gente normal o ir a una de sus películas, a las cuales tendrían algunos problemas para entrar, ya que Arturo Fernández nunca dejo entrar feos en sus películas para que no estropeasen el ambiente, pero podían haber ido a otra. Dado que eran tan feos deberían haber ido a una subtitulada o a una de Woody Allen que no le importan los feos.


Declaraciones clarividentes de Arturo Fernández:
“Lo que pasa es que no hay que salir a la calle, y cuando se sale a la calle, coño, sal con gente guapa. Porque en las manifestaciones yo en mi vida he visto gente más fea, me cago en la leche. ¿Pero cómo es posible? A estos no los veo por la calle. Deben de tenerlos en campos de concentración. Porque no lo puedo entender. Y dicen: ¡Que salga la manada! Y ahí van…No, hombre, no…Los países que viven exclusivamente del turismo, si un día les da por poner en grandes fotografías en su país la foto de cuando salen a la calle aquí, y ponen “con lo que te vas a encontrar”, aquí no viene ni el Tato. Porque sí. Hay que poner gente guapa. La gente guapa siempre funciona, y no hay gente fea, excepto estos, que no sé donde fueron a por ellos. Y me fastidia, porque yo quiero lo mejor para mi país”.
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/gente/2012/11/21/arturo-fernandez-visto-gente-fea-manifestaciones/00031353494339311574557.htm

Arturo Fernández descubriendo lo feos que son los manifestantes del 14N.
Dos momentos:
-El de la sorpresa.


-El del terror.


No es de extrañar.
Veamos a esos manifestantes en sus momentos álgidos.




Así que a la vista de esto no es sorprendente que Arturo Fernández se escandalice, veamos una reunión de gente preparada para ir a ver una de sus películas.



Aquí avanzando hacia la taquilla para sacar su entrada.

Esta es la cola típica de sus películas.

Por ejemplo estas











Y es que este gran hombre nunca dejo entrar a ver sus películas a gente fea, ya que degradaban el ambiente y luego no iba otra gente a verlas. Olé por él, que ha hecho una larga carrera en el cine, siendo solo visto por gente guapa.

Aquí uno de sus últimos espectáculos.
Lo curioso es que este hombre que reconoce no tener el bachillerato, suponemos que dada su edad, cuando lo dice habla del elemental, tenga esa soltura tertuliana a la hora de opinar.
Y es que ese es el privilegio de los guapos que pueden opinar sin tener en cuenta el funcionamiento de sus neuronas.
Ánimo Arturo, que ties razón que este país esta lleno de cobardes y de tí que no se diga. Que no le tienes miedo a nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada