lunes, 14 de julio de 2014

Brasil, Señor en que hemos pecado.

Esta claro que Brasil no se merecía ese abuso.

Tras el esfuerzo realizado en todos los campos.

Será cosa de hacer rogativas para el próximo mundial, y esperar algo mejor. Eso si, al menos han durado algo más que los últimos campeones del mundo, que tampoco se fueron de vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada